Rose solía ser tan frágil como una pompa de jabón, hasta que conoció a Matt Nott.